Home > Comunicado > Somos mujeres haciendo política y hemos venido para quedarnos
taniaeirene
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
No somos jaurías, no somos la geisha de nadie, somos mujeres haciendo política y hemos venido para quedarnos, le pese a quien le pese. 
Ante el tweet publicado el pasado 23 de Octubre por el periodista, columnista de Abc, Hermann Tertsch, (1958)
 “La pobre ‪@Irene_Moreno se cree realmente alguien ahí. Verá que no en cuanto el macho alfa de hacer sangre cambie de geisha. ¿Verdad Tania?”
 
respondiendo a Irene Montero (1988), diputada y portavoz adjunta del congreso de los diputados por el grupo Unidos Podemos, queremos hacerle llegar nuestro descontento y la exigencia de que  elimine dicho tweet y pida disculpas a las personas nombradas.
Utiliza un lenguaje misógino y machista  que atenta contra la dignidad e imagen de las personas nombradas: Irene Montero y Tania Sánchez y por “alusión”, Pablo Iglesias.
 
Estamos acostumbradas a las múltiples polémicas que protagoniza el Sr. Tertscht. fruto de su falta de competencia, así como  a sus constantes incumplimientos de El Código Deontológico de la profesión periodística  donde se establece en su punto 4 
 Sin perjuicio de proteger el derecho de los ciudadanos a estar informados, el periodista respetara el derecho de las personas a su propia intimidad e imagen, 
 
 además el punto 7 a  recoge 
 
 a) Debe, por ello, abstenerse de aludir, de modo despectivo o con prejuicios a la raza, color, religión, origen social o sexo
 
captura-de-pantalla-2016-10-25-a-las-19-14-11
Muestra de todo ello es el tweet mencionado 
 
Es evidente el desconocimiento por parte del Sr. Tertscht de los principios éticos que rigen  su profesión. Por ello exigimos que retire los tweet y hacemos un llamamiento a los Medios de Comunicación para que eviten ceder espacios que deberían ser informativos a quienes los utilizan sistemáticamente para atacar, insultar, ningunear como en el presente caso a una mujer por razón de su sexo.
Señor Tertscht, necesitamos periodistas capaces de leer, al menos, el código deóntologico de su profesión, y respetarlo. 
Usted abusa de sus privilegios y hace alarde de su misoginia y machismo.  Le invitamos a que deje de tener miedo de perder esos privilegios y se haga a la idea de que no somos jaurías, no somos la geisha de nadie, somos mujeres haciendo política y hemos venido para quedarnos, por mucho que a usted le pese.